domingo, 9 de mayo de 2010

Sin el, no hay paraíso.


Y ya son tres semanas en el paraíso, perdida, inmensa en sus ojos, nadando sin rumbo, pero eso si, feliz, muy feliz.

3 comentarios:

  1. Pero que felicidad, verte tan feliz pequeña sara!(L)

    ResponderEliminar
  2. hay sariña, pero que felicidad esto de verte tan feliz : )

    ResponderEliminar